El Red Bull X-Fighters tiene un nuevo campeón

El piloto australiano ganó la última fecha del año disputada en Pretoria, Suáfrica, y se quedó con su primer título en la competencia.

Emoción, intriga y trucos asombrosos. La última cita del Red Bull X-Fighters World Tour 2014 tuvo todos los condimentos para convertirla en una fecha repleta de acción. En Pretoria, en el evento 50° de la competencia y ante 22 mil aficionados, el australiano Josh Shehan derrochó estilo para lograr la consagración. “Estoy en el cielo, esto es un sueño hecho realidad. Hace años que me imaginaba esto”, afirmó Sheehan tras confirmarse que era campeón.

En la previa del encuentro definitorio Sheehan marchaba por detrás del líder de la general, Levi Sherwood, distanciado solamente por cinto puntos. Los dos se preparaban para librar un duelo frente a un telón de fondo imponente: los Union Buildings, edificios de gobierno de Pretoria, imagen emblema de la ciudad.

Tras su estrepitoso accidente en la calificación del viernes, Sherwood tuvo que enfrentarse a la primera ronda del sábado para estar presente a la hora de la verdad. El neozelandés apostó todo pero su valentía no obtuvo lo que merecía, ya que Markel Melero se adueñó de la única plaza libre para colarse entre los ocho de la elite. Así se desvanecían las posibilidades de Sherwood para aspirar a la corona de 2014.

Al vencer en los cuartos de final a Melero, Sheehan sabía que ya tenía el título en el bolsillo, pero el australiano no se tomó el resto de la jornada de vacaciones y regaló una clase maestra, llegando a coprotagonizar la final contra Dany Torres. El español salió el primero y brindó una participación majestuosa, encadenando un rock solid, un cliffhanger, un whip flip y un kiss of death, entre otros trucos. Todo un desafío al recientísimo campeón.

Sheehan aceptó el duelo con honor y subrayó su categoría de campeón. Para ello se repuso de un error temprano y se reivindicó con un buen puñado de trucazos. Estuvo a punto de tropezar con el filo de la navaja cuando se marcó un heel clicker, pero no se tiró atrás arredró y planchó un flair, remachado con su famoso double back flip. Para continuar, eligió un lazy boy flip, que le daba un toque de distinción. Los jueces observaron, deliberaron y dieron su veredicto: Sheehan barrió en las cinco categorías.

“Es una verdadera pena que Sherwood se quedase fuera en la calificación. Me hubiese sabido mucho mejor tener la oportunidad de enfrentarme a él cara a cara, con todas las de la ley, pero así es este deporte. Para él es un sinsabor tremendo, personalmente lo que yo siento es alivio y felicidad”, aseguró el campeón. “Ahora lo que me pide el cuerpo es volver a casa, inventarme unos trucos nuevos y volver para dar más”, concluyó.

Red Bull X-Fighters World Tour 2014 tuvo cinco encuentros alrededor del mundo: México DF, Osaka, Madrid, Munich y Pretoria.

Deja un comentario