Perdices en cantidad

Primeros disparos en la zona de Carmen de Areco, que presentó una asombrosa cuota de ejemplares. Además, el reglamento completo que anticipáramos la edición pasada.

Por

Arrancamos tarde, con temperaturas elevadas para la época, zonas con mucha agua, pastos altos, mosquitos por doquier, cantidad de perdices aceptables con tamaños de pequeños a grandes, variables por zonas. Pero así y todo arrancamos,  esta vez a partir del 5 de mayo como dictó la normativa del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, y hasta tal vez se tendría que haber postergado unos días más la fecha, ya que el tamaño de las perdices hubiera necesitado un tiempo más para ser parejo.

Así que una neblinosa mañana de mayo, junto a Javier Trincheri, Choco, su braco, y mi inseparable Folk (ambos tienen la misma edad y fueron partícipes en sus  primeros meses de las notas de Weekend), iniciamos la travesía hacia Carmen de Areco, donde Ignacio Iparraguirre nos sirvió de guía, persona avezada y con gran experiencia.

En esta oportunidad pudimos notar el aumento de ejemplares respecto de hace dos años. En 2012 el cupo de siete perdices se logró en todo el día, mientras que hoy el cupo por cazador, dejando ir a las perdices de pequeño tamaño, se cumplió en tres horas.

Arribamos a su quinta al costado de la ruta 7 ya con sol y una pequeña brisa. Tras el desayuno para entonar el cuerpo y las explicaciones de dónde íbamos a cazar, nos entregó chalecos con bandas reflectarias y una gorra naranja que utilizó Javier, detalle que nos sorprendió porque son bastante nuevos en la Argentina, pero ocurre que él está acostumbrado a recibir cazadores internacionales con indumentaria propia, a quienes viste con frecuencia.

Tras dejar nuestros vehículos en el lugar, nos trasladamos en su camioneta doble cabina. Al bajar  soltamos los perros para que volcaran su exceso de energía jugando entre sí mientras preparábamos las armas, en este caso una Franchi Sporting 2000 de tiro italiana, y una Yildiz turca, ambas superpuestas en calibre 12/70. Yo utilicé cartuchos Activ de 28 g, munición 7,5, y Javier, Saga de 28 g, también con munición de 7.

Nota publicada en la edición 501 de Weekend, junio de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

09 de junio de 2014

Temas en este artículo: , ,

Un comentario en esta nota

  1. Jose | 09/06/2014 | 11:31 PM

    El hombre que sale a cazar animales por diversion es un asesino reprimido, si no existiecen las leyes cazaria hombres

Deja un comentario