Cómo conducir en la nieve

Tips, consejos y elementos para que manejar en la nieve sea mucho más simple y seguro.

Por

Se acerca la época invernal y, por consiguiente, las vacaciones en centros de esquí. Pero el camino hasta la diversión en medio del frío puede presentar algunas dificultades. Sobre todo cuando los conductores se enfrentan con fenómenos meteorológicos poco habituales, como son las tormentas heladas, el hielo y la nieve con temperaturas extremadamente bajas.
Por estas razones resulta fundamental tener en cuenta una serie de recomendaciones y consejos que deben cumplirse con mucha rigurosidad cuando se alista el vehículo y se conduce. Su preparación –ya sea un auto con tracción simple, esto es 4×2, como una SUV con tracción 4×4– requiere prestar atención a varios aspectos.

Lo básico

El vehículo enfrentará días con temperaturas por debajo del punto de congelación, entonces es fundamental colocar anticongelante en el circuito de refrigeración del motor y del limpiaparabrisas. Las consecuencias de un congelamiento del agua dentro del circuito son tremendas y muy caras.
No hay que olvidar revisar la batería. Debe estar en buenas condiciones dado que las bajas temperaturas disminuyen la eficiencia y entrega de energía del acumulador. También hay que tener en cuenta que, en el caso de los motores diésel, el gas-oil contiene parafina que se endurece a partir de los -10 ºC. El consejo es colocar en el tanque una parte de kerosene por cada 10 de gas-oil, y llevar un filtro de combustible de repuesto.

Formación de hielo

Cuando se aproxima a las zonas turísticas, lo primero que aparece en la ruta, después de las montañas a lo lejos, es nieve o hielo. El hielo se forma durante la noche producto de la combinación de lloviznas, rocío o de la simple humedad en el ambiente con las bajas temperaturas que generan el congelamiento del asfalto.
Por esta razón, cuando se maneja de día, hay que prestar mucha atención a las zonas oscuras de la ruta cubiertas por la sombra de árboles o de montañas. “En esos lugares el hielo no se derritió por la acción del sol y es una trampa para los conductores debido a la diferencia de adherencia que se provoca, en particular durante el frenaje”, explica Fernando Ventura (www.fernandoventura.com), instructor de manejo 4×4 con especialización en caminos helados.
Apenas se vea hielo o nieve hay que detenerse y colocar cadenas –con eslabones gruesos– que es la opción más eficaz, duradera y económica para transitar por caminos helados. Pero Ventura advierte que hay que practicar poniéndolas y quitándolas varias veces antes de salir de viaje “porque hacerlo en medio de la ruta, con -5 ºC, bajo una nevada, y sin saber cómo se hace, no es una situación muy favorable”.
Siempre hay que colocarlas en las ruedas del eje que ejerce la tracción. Si el vehículo es 4×2, generalmente la tracción es en el eje delantero y ahí se colocan las cadenas. Lo mismo si el vehículo es 4×4, las cadenas van en el eje que tiene el mayor porcentaje de tracción, también casi siempre el delantero. Si el vehículo tiene tracción trasera, las cadenas se colocan en ese eje pero es recomendable también ponerlas en el delantero para asegurar un mayor control de la dirección. Todas las pick-ups tienen tracción en el eje trasero.

Nota publicada en la edición 501 de Weekend, junio de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Deja un comentario