Galería de imágenes.">

La magnífica región de Magallanes

Ubicada en el extremo austral de Chile, es un enorme territorio escasamente poblado de grandes secretos. Galería de imágenes.

Por

Dicen que todo resulta una epopeya al sur del mismísimo sur, allí donde los mapas se orillan al vacío. Tal vez por eso, la ilusión de la aventura es la búsqueda irrenunciable de casi todos los viajeros que llegan a la Región de Magallanes. Ubicada en el extremo austral de Chile, es un enorme territorio escasamente poblado que parece deshacerse entre islotes inhóspitos y mares gélidos que llegan a extenderse hasta los confines antárticos. “Magallanes es la región más grande de Chile y el sector antártico del país es parte de la misma. Pero tiene solamente 160 mil habitantes, lo que determina una media de poco más de un habitante por kilómetro cuadrado”, señala Arturo Báez, director general de Patagonia Planet, una de las agencias turísticas más importantes de Magallanes.

En esta vasta soledad, las únicas poblaciones de importancia son Puerto Natales y Punta Arenas. La primera se encuentra sobre el canal Señoret, entre el seno de la Ultima Esperanza y el golfo Almirante Montt, mientras que la segunda se orilla al Estrecho de Magallanes, cuyas aguas marcan la frontera austral del continente americano. “Casi todos los viajeros que llegan a Magallanes se alojan en alguna de estas dos ciudades. Y desde ellas parten a explorar la región”, indica Arturo Báez, al tiempo que agrega que “todas las opciones turísticas que se ofrecen en el sur de Chile tienen un indisimulado sabor a aventura”.

A tan sólo 112 km de Puerto Natales se encuentra el Parque Nacional Torres del Paine, un sitio cuya maravillosa geografía de montañas y lagos, de ríos de deshielo y glaciares, le valieron ser declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. Su nombre refiere a tres enormes picos de asombrosa verticalidad que se levantan como torres en el corazón mismo del área protegida, y a cuya base se puede llegar a través de una escarpada huella de trekking que se ha transformado en un imperdible del senderismo mundial.

“Torres del Paine es un lugar especialmente preparado para el trekking, que recibe a casi cien mil senderistas cada año. Por eso, cuenta con varios circuitos de diferente extensión e intensidad, que pueden hacerse en apenas unas horas o en varios días”, cuenta Arturo Báez.

De los recorridos de trekking que ofrece Torres del Paine, sin dudas es el Circuito W el más atractivo. “Este circuito se llama así por el recorrido que cubre, que en su trazado parece una letra W. Es el más popular, se extiende por poco más de 60 km y puede hacerse en cuatro o cinco días, dependiendo del clima. En el camino hay varios refugios de muy buen nivel para pasar la noche, que ofrecen no sólo alojamiento sino también comidas”, detalla Báez.

Hacia la W

La huella del Circuito W comienza en el glaciar Grey, serpentea luego por sitios encantadores como el Valle del Francés y el lago Pehoé, para finalmente trepar hasta la Base de las Torres del Paine. Este último tramo asciende por un sendero apenas marcado entre las rocas, que se orilla a un delgado arroyo y resulta extremadamente fatigoso. “Esta parte final puede ser muy cansadora y complicada, ya que hay veces que es posible perder el rumbo de la huella entre las piedras. De todas formas, cuando uno termina por vencer la empinada ladera, el espectáculo de las tres torres diluye por completo el agotamiento físico. Ver esos tres picos de cerca es algo inolvidable, en especial si uno llega hasta allí en el amanecer, cuando el sol tiñe a las montañas de un rojo intenso, casi irreal”, concluye Arturo Báez.

Punta Arenas es el punto de partida para las navegaciones que recorren el legendario Estrecho de Magallanes. Desde allí parte el M/N Forrest, una nave construida en astilleros ingleses para prestar servicios en las tempestuosas aguas del sur americano que realiza periódicas travesías turísticas por las aguas magallánicas.

Nota publicada en la edición 499 de Weekend, abril de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo:

Deja un comentario