Galería de imágenes. Nota con video.">

El cuatriciclo anfibio

La empresa suiza Rinspeed desarrolló un método muy particular para trasladarse de tierra al agua. Galería de imágenes. Nota con video.

Por

El diseño de vehículos especiales y elementos tecnológicos vinculados con la movilidad ha tenido un notable crecimiento en los últimos años. Muchas veces, estos inventos nacieron de la mano de desarrollos con fines militares, como en 1941 el Jeep, padre de todos los todoterreno; o más hacia nuestros días el Humvee (o HMMWV: High Mobility Multipurpose Wheeled Vehicle), conocido en su versión civil como Hummer; a los que se suman el GPS y hasta Internet.

En los últimos tiempos, uno de los grandes desafíos de los ingenieros fue crear vehículos que pudieran moverse en distintos terrenos con mínimas modificaciones. Por ejemplo, desde hace algunos años se está probando con bastante éxito el “Transition Flying Car”, también conocido como “coche volador”, un vehículo creado por la estadounidense Terrafugia que tiene el formato y la funcionalidad de un auto pero que incorpora alas que se despliegan y le permiten volar. Otro caso es el “sQuba”, un vehículo producido por la empresa suiza Rinspeed, que circula por rutas como si fuera un deportivo descapotable pero que tiene la capacidad de navegar por debajo del agua como si fuera un submarino.

Así llegamos al Quadski

Ahora, la firma Gibbs (www.gibbssports.com), una empresa radicada en Auburn Hills, Michigan, Estados Unidos, que realizó varios desarrollos de vehículos militares, ha producido el sueño de muchos cazadores, pescadores y aventureros: un cuatriciclo que navega o una moto de agua que puede rodar por la tierra, según se lo mire.

Se trata del Quadski, un ATV (All Terrain Vehicle) anfibio que, con sólo oprimir un botón, y en apenas cuatro segundos, se adapta para moverse en una superficie o en otra. Si bien la empresa ya venía trabajando en vehículos anfibios, en el caso del Quadski logró aunar en uno solo versatilidad, practicidad, comodidad, simpleza y tamaño reducido como para ser transportado en un tráiler. Pero, además, logró derribar una de las mayores limitaciones de los vehículos anfibios: la lentitud para moverse tanto en tierra como en el agua.

Las claves de este producto son: el diseño del casco, un poderoso impulsor, su sistema de propulsión a chorro de agua, y la rapidez y sencillez para escamotear las ruedas motrices para navegar.

La presentación en el mercado argentino se hizo durante la reciente edición del Enduro del Verano, la tradicional competencia de motos y cuatriciclos que cada fin de febrero se realiza en Villa Gesell. Allí fue llevado por Tienda Moto (www.tiendamoto.com.ar), una empresa dedicada a la comercialización de vehículos especiales, cuatriciclos, motos de agua y motos para cross. Su gerente comercial, Leonardo Gadaleta, explicó que “si bien el Quadski es un producto de alta gama –su costo está en el orden de los U$S 100.000– estimamos que se trata de un nicho para un público también de alta gama que busca un vehículo diferente y sumamente versátil”. Y no solo eso, porque agregó que el quadski “es también apto para tareas de seguridad, patrullaje, y ayuda y rescate debido a su capacidad para mutar de un elemento a otro con mucha rapidez”.

Nota publicada en la edición 499 de Weekend, abril de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo:

Deja un comentario