Los magnificos dorados de Corrientes

La zona del alto Paraná atesora lugares espectaculares, donde lograr hermosos ejemplares de esta especie.

Por

Después de la veda norteña realmente había muchas ganas de buscar algún ámbito para dar con los grandes trofeos que atesora el Alto Paraná. Todos los pesqueros son buenos y otorgan las mejores chances, pero esta vez nos inclinamos por comenzar nuestra travesía desde Paso de la Patria hacia el norte. Veamos primero las posibilidades en cuanto a modalidades se refiere y de qué manera las podemos realizar.

Una opción es la pesca haciendo baitcasting, en la que se utilizan básicamente cañas para emplear reeles rotativos, o bien los de bajo perfil popularmente denominados huevitos. Es aconsejable llevar cañas para realizar tiros cortos en diferentes potencias si queremos pescar en zonas de las denominadas sucias, donde el largo no debería superar 1,60 m. También suelen utilizarse este tipo de cañas para usar los señuelos de flote, logrando que el stickeo y poppeo que realizamos manualmente sea más cómodo. Estos dos modos de pesca se efectúan moviendo la punta de la caña en forma reiterada y a la velocidad que creamos conveniente para que el pez ataque nuestro cebo. Algo básico en este tipo de cañas es su corto mango para tener una mejor empuñadura y proceder correctamente. Tendríamos que sumarle también otras varas que lleguen hasta los 2,10 m con potencias mínimas de 17 a 25 libras (1 libra: 453,59 gramos). Con estas cañas vamos a poder realizar tiros más largos y usar señuelos de paleta que según su extensión y posición van a tomar distintas profundidades.

Para este tipo de pesca es conveniente que las cañas sean fuertes y tengan acción de punta para poder hacer buenos lances y a la vez darle al señuelo la mayor posibilidad de que parezca un pez real.

En cuanto a los reeles, deben ser medianos, cargados con hilo multifilamento de 20 a 40 libras para que soporten la embestida del pez y superen algún obstáculo en el agua. Si en el lugar donde pescamos hay piedras, podemos agregarle al final del multifilamento un chicote de nylon fluorcarbono que nos ayudará un poco más a mitigar el roce. Cualquier multifilamento que friccione en una piedra se corta instantáneamente.

Nota publicada en la edición 498 de Weekend, marzo de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: ,

Deja un comentario