El gran pesquero del Ibicuy

A pocos kilómetros de Mazaruca, un lugar donde se la pasa muy bien. Galería de imágenes.

Por

Si bien siempre recomiendo pescar con un baquiano, que ya conoce los lugares donde se mueven los cardúmenes y nos hace ahorrar tiempo, esfuerzo y combustible, también es muy lindo descubrir por cuenta propia nuevos sectores, los que solemos llamar con nombres aún poco convencionales como cuevas o minipesqueros.

Desde hace ya algunos años, dependiendo de la altura del río, con mis amigos Pablo Bofill y Roberto Ayala visito el río Ibicuy, aguas arriba de la ciudad del mismo nombre. Pasando Mazaruca, rumbo al caserío La Argentina, nombre de una tradicional estancia de esa zona, un par de recreos cuentan con bajadas o pendientes sobre la costa del río donde, con una camioneta doble tracción, se puede meter un trailer para botar la embarcación. Desde estos lugares partimos para sondear los pesqueros de tarariras. ¿Por qué elegimos esta zona? Porque desde allí hacia el norte y hacia el sur existen innumerables cuevas de ambas márgenes del río. Los límites los ponen la cantidad de nafta que se quiera y pueda gastar, la paciencia e inquietud del pescador, la altura del río y el viento. De estos dos últimos factores naturales hablaremos a continuación.

Como sucede en otros pesqueros de nuestro país, la altura ideal se encuentra en el punto medio: cuando el Ibicuy está muy desbordado, las costas se inundan y las tarariras ingresan a los campos, desparramándose y, por ende, dificultando su hallazgo. Por el contrario, cuando el río está muy bajo, el agua se encauza y desaparecen las pequeñas bahías, se secan las bocas de las zanjas y arroyitos temporarios que bajan del campo, y no existen lugares donde las tarariras habiten, especialmente zonas bajas y fangosas.

Nota publicada en la edición 495 de Weekend, diciembre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: ,

Deja un comentario