Galería de imágenes.">

Una aventura con amigos sobre un kayak

Un viaje muy entretenido hacia la reserva Delta Terra, entre un clima amenazante, pero mucha camaradería. Galería de imágenes.

Por

El viento del sudeste soplaba con fuerza en el río Luján y el cielo cubierto no auguraba buen tiempo. Pero las ganas de visitar la reserva Delta Terra nos impulsaban a zarpar cuanto antes. Luego de guardar todo el equipo en los tambuchos y de dejar a mano nuestras camperas y el agua, comenzamos nuestro periplo recorriendo los arroyos Fulminante y Gambado hasta el río Sarmiento.

Nuestra singladura en kayaks hasta la reserva nos demandaría casi una hora y media de palada a ritmo tranquilo. Los primeros kilómetros remamos despacio, buscando acondicionar nuestros músculos al esfuerzo. Después de una hora de remo dejamos atrás la casa Museo de Sarmiento que construyó el expresidente en 1855.

La bajante del río era muy pronunciada, porque la jornada anterior la sudestada había inundado el Delta. A medida que transcurría la mañana el tiempo iba mejorando y los primeros rayos del sol aparecieron entre las nubes.

Remamos pegados a la orilla, para evitar las peores correderas. Casi sin darnos cuenta pasamos el arroyo Espera y arribamos al increíble arroyo Rama Negra Chico. Si bien lo recorremos en kayak hace ya 30 años, siempre nos asombra por su belleza: es uno de los más pintorescos de la primera sección del Delta.

Este arroyo de no más de 10 metros de ancho serpentea entre antiquísimos bosques de araucarias, casuarinas y cipreses calvos. Sobre las riberas descubrimos cañaverales inmensos que casi cierran el arroyo. Solo basta mencionar que sobre la margen izquierda –remontando el río– se extendía la famosa quinta de Martín Noel, cuya parquización la realizó el paisajista Carlos Thays, un lugar de ensueño con arboledas de más de cien años.

Sobre la margen derecha

Por este lado se extienden las 40 hectáreas de la Reserva Delta Terra. Una vez que desembarcamos en el muelle nos recibió Carlos Otero, director del proyecto y uno de los impulsores de esta curiosa y necesaria reserva. En el centro de visitantes Carlos nos comentó que el área natural está incorporada al programa de Reservas Privadas de la ONG Fundación de Historia Natural Félix de Azara, bajo la figura de “paisaje protegido”.

Nota publicada en la edición 494 de Weekend, noviembre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario