Filtros ultravioleta para agua

Estos sistemas destruyen el ADN de las bacterias, evitando que se reproduzcan.

Por

No existen seres vivos en el mundo capaces de prescindir del agua. Queda claro que la evolución y desarrollo de la mayoría de las especies está ligada directamente a fuentes de agua. Sólo basta con observar la cantidad de ciudades que se levantaron a lo largo de los grandes cauces de agua del planeta, para entender que un enorme porcentaje de nuestra supervivencia como especie está unido al acceso al fluido.

Lo dice claramente la mayoría de los libros de supervivencia: un ser humano puede pasar varios días sin comer, pero rara vez alguien sobrevive sin tomar agua. En ambientes silvestres existen diversos puntos donde conseguir agua, ya sean ríos, arroyos o grandes lagos, pero seguramente beber agua de una fuente dudosa sólo agravará el problema en una situación de emergencia.

Por estas razones, diversas empresas del rubro outdoors se dieron a la tarea de diseñar artefactos portátiles capaces de filtrar agua, convirtiéndose en una fuente segura del indispensable líquido. Ya sea desde coladores simples que buscaban quitar los sedimentos, a la utilización de químicos, el rubro del filtrado de agua pasó por distintas etapas hasta la actualidad.

Filtro ultravioleta

La empresa Hydro-Proton lanzó hace unos 10 años un producto llamado SteriPEN, una suerte de lapicera que se introducía en una botella y en cuestión de minutos purificaba el agua a través de rayos ultravioletas. En la actualidad, este artefacto sólo necesita 45 segundos para tratar una botella de un litro de agua.

Este método es utilizado hace ya varios años por los servicios de potabilización de agua de los Estados Unidos, para liberar de bacterias y virus a decenas de metros cúbicos a la vez. Es que este tipo de luz daña de tal manera el ADN de las bacterias y virus, que se les hace imposible reproducirse. Tal es la seguridad de este sistema, que los laboratorios que lo testearon comprobaron que elimina el 99,999 % de los agentes infecciosos presentes en el agua.

A finales del año pasado, la empresa Camelbak (especia-lista en mochilas con reserva de agua) lanzó “All Clear”, una botella de 750 cm3 que procesa ese volumen de agua con rayos ultravioletas en 60 segundos. Este modelo, aunque algo pesado, se convierte en un aliado fundamental a la hora de planear una salida de camping o aventura, ya que permitirá convertir agua dudosa en potable.

Tanto el modelo de Hydro-proton, que sigue vigente en el mercado, como el de Camelbak, no pueden filtrar los sedimentos que flotan en el agua. Sin embargo, la botella All Clear tiene como accesorio un filtro que puede remover buena parte de los excedentes de gran tamaño, como tierra y otros.

Nota publicada en la edición 494 de Weekend, noviembre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario