Construir su propio sueño: barcos de aluminio

Una pareja de franceses fabricaron su propio barco con este material ligero pero resistente.

Por

Valerie y Pascal son dos navegantes de origen francés que junto a sus hijos recorrieron durante varios años el mundo en un barco de acero. Luego hicieron un alto para acompañar el crecimiento de los pequeños en la etapa de la adolescencia. Por unos 7 años permanecieron en tierra firme, donde decidieron construir un nuevo barco.

Apoyados en su larga experiencia y teniendo como premisa la seguridad y el alto valor de reventa, optaron por realizar la embarcación en aluminio naval. Eligieron chapas de espesores desde los 5 mm en cubierta y bandas, hasta alcanzar los 10 mm en la quilla. Veamos el resto con Pascal.

Weekend: ¿Cómo fue el inicio de la construcción?

Pascal Bussereau: Todo empezó por aprender a diseñar y dibujar barcos con Auto-Cad. Diseñar y definir el modelo deseado por nosotros nos demandó unos dos años. Una vez terminado, se lo entregamos a un arquitecto naval para decidir refuerzos estructurales, espesores de materiales, ubicación del mamparo anticolisión, herrajes, etc. Lo más importante fue realizarlo poco a poco, como si fuese un nuevo hijo.

Galería de imágenes.

Nota publicada en la edición 493 de Weekend, octubre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

5 comentarios en esta nota

  1. gustavo del castillo | 01/11/2013 | 9:17 AM

    buenos días, lo mio es consultarlos si este año se edita la guia nautica, gracias

    • mferro | 01/11/2013 | 9:32 AM

      Estimado Gustavo,
      Por este año no lanzaremos la Guía Náutica, aunque no descartamos la posibilidad de editarla el próximo.

  2. Carlos Salcedo | 03/06/2015 | 8:13 PM

    Señor Ernesto Saikin, muy interesante su articulo en revista Weekend sobre construcción de barcos de aluminio. Gracias por la completa información.
    Carlos desde Comodoro Rivadavia.

Deja un comentario