Flaps: una ventaja para navegar

Los alerones traseros hacen que la embarcación navegue de forma serena y adaptándose al curso.

Por

En la década del 50 hizo su aparición en escena un accesorio para la navegación que ha mantenido su vigencia hasta hoy: los flaps, denominados técnicamente como apéndices móviles de superficie reducida, correctores del asiento dinámico óptimo en una embarcación de planeo o velocidad. Como efecto físico, los flaps producen una fuerza de sustentación extra en la zona de popa donde la presión generada por el agua es baja. Esto incrementa la sustentación y también puede cambiar la dirección de salida del flujo de agua en el espejo, dando mayor o menor presión dependiendo del ángulo de incidencia que se le vaya asignando a los flaps (fijos o móviles).

Cuando una embarcación de velocidad entra en planeo, se genera una fuerza de sustentación hidrodinámica producto de la velocidad de las partículas de agua al chocar contra el casco, haciendo que ésta desplace un volumen de agua menor que el equivalente a su peso y se eleve por sobre la flotación que poseía inicialmente antes de comenzar su movimiento, motivando un sistema de olas de popa muy por detrás del espejo. Si la embarcación posee un efectivo asiento dinámico al navegar, el casco disminuye su superficie mojada, la fricción correspondiente y la resistencia por formación de olas, obteniendo un planeo efectivo.

No todas las embarcaciones planean a la misma velocidad, ello dependerá de la geometría del fondo (tipo de fondo, V, plano, etc.), eslora y su desplazamiento relativo. La característica que distingue el planeo del deslizamiento es que en este último todo el casco queda prácticamente fuera del agua, a excepción de una mínima parte de popa, entonces el oleaje y la resistencia de fricción es mínima. Un timonel puede distinguir con claridad el momento en que una embarcación (en especial lanchas y semirrígidos) pasa del planeo al deslizamiento.

Nota publicada en la edición 493 de Weekend, octubre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario