12 o 16, una cuestión de estilo

Elegir el mejor calibre para tiro o caza tiene sus secretos, en esta nota develamos sus misterios.

Por

Tras idas, vueltas y opiniones encontradas, me decidí –junto a Javier Trincheri y Héctor Tristaíno– a analizar las diferencias entre los calibres 16/70 y 12/70 realizando una prueba para verificar cuál de los dos era el más óptimo para la modalidad de tiro al vuelo. Sabido es que hay tiradores que se sienten mucho más cómodos con su escopeta de menor calibre, más ahora que en los torneos se utiliza el mismo gramaje (28) en ambas, lo que iguala los cartuchos.

Fuimos al Tiro Federal de Lomas de Zamora con las dos escopetas, varios cartuchos y un cronógrafo. Primero testeamos los calibres 12 y 16 factory, y en segundo lugar los de recarga. Según la propia experiencia y la de otros cazadores/tiradores consultados, podemos decir que el 16 es un gran calibre para la caza y que su plomeo y llegada a la pieza es incluso mayor que el del 12. Hay quienes sostienen que en Europa estaba muy extendido y daba muy buenos resultados hasta que, por motivos de fuerte difusión americana, el 12 terminó imponiéndose hasta relegarlo a un segundo plano.

Otras de sus cuestiones es que al ser un poco más pequeño que el 12 tira menos cantidad de plomo –normalmente 28 g–, cuando el 12 tiene una amplia variedad de alternativas, que van desde los 24 hasta los 36 g. Sin embargo, esta diferencia le juega a favor, porque implica mucho menor retroceso. Y como el arma tiene que soportar menos presión y su diámetro de cañón es inferior, utiliza menos material y, por ende, pesa menos, detalle no menor cuando se camina detrás de las perdices. En este sentido, si la escopeta del calibre 12 no llega a apoyarse bien, el moretón en el hombro es seguro, mientras que con la 16 eso no ocurre.

El secreto de la cola

Por todo lo expuesto, es indudable que para la fauna local está mejor adaptada la 16, y su secreto radica en la cola de perdigones: al ser más corta, es la más mortífera sobre la base de la carga estándar de una onza (28,35 g) que impulsa, y que puede poner los mismos 4 o 5 perdigones en la presa que el 12 con 32 g, pues la distancia entre el primer y el último plomo en arribar al blanco es menor, incluso que en el calibre 20.

Nota publicada en la edición 493 de Weekend, octubre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario