Galería de imágenes.">

Maxi Scooters: para ciudad y para la ruta

Estas motocicletas son opciones ideales para los que busquen una alternativa al denso tránsito de la ciudad o que se quieran lanzar a la ruta. Galería de imágenes.

Por

El aumento de la densidad del tránsito automotor, los costos del combustible y las normas que limitan las emisiones de CO2 (uno de los gases que provocan efecto invernadero) son todo un desafío para los sistemas de movilidad individual.

 

Buenos Aires es una de esas grandes ciudades en donde cada día circulan más vehículos, el transporte público no satisface las demandas de la población y las autoridades no dan solución al creciente uso del automóvil. Por eso, en los últimos años ha aumentado el uso de la moto como una opción rápida, ágil, económica y práctica para movilizarse en el saturado tránsito urbano.

 

Y dentro de los motovehículos, uno de los segmentos que cada vez tiene mayor oferta es el de los scooters, una suerte –si se permite la licencia– de herederos de las antiguas motonetas, pero con altísimos niveles de diseño, equipamiento y confort, tanto en bajas como en altas cilindradas.

 

A diferencia de aquellas históricas y simpáticas Siambretta de 125, 150 y 175 cc, en la actualidad ha surgido la categoría o segmento de los maxi-scooters, que son aquellos que superan los 500 cc de cilindrada y que entregan potencias, aceleraciones y velocidades finales dignas de motos deportivas.

Para competir en esta categoría, BMW incursionó por primera vez en el segmento y desarrolló dos modelos, C600 Sport y C650 GT, que acaban de llegar a la Argentina.

 

Por sus características y precios, se trata de motovehículos destinados a un público exigente donde la clave está en dotarlos de elementos de confort y seguridad para un conductor poco habituado a las motos, o que las dejó tiempo atrás y que ahora es un hombre que ronda los 40/45 años y que vuelve a las dos ruedas para dejar el auto en su cochera y llegar hasta su oficina de manera rápida y cómoda.

 

Producidos en la planta que la marca alemana tiene en Berlín, estos maxi-scooters poseen rasgos y estilos bien definidos: el C 600 Sport fue concebido para los que prefieren una conducción más bien deportiva, mientras que el C650 GT es apropiado para aquellos que le dan más valor a la comodidad y que piensan utilizarlo para pasear y viajar.

 

Los sistemas comunes a ambas versiones, además del motor, son los frenos: en la rueda delantera incluyen doble disco y, en la posterior, disco simple. Los tres tienen un diámetro de 270 milímetros y disponen de ABS.

 

 

 

Nota publicada en la edición 492 de Weekend, septiembre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: ,

Deja un comentario