Relato ganador Concurso Expo Armas: Pablo Horacio Sortino

Presentamos el relato ganador de uno de los viajes a la Expo Armas 2013, dorados y buena pesca en la zona de Florencia.

Esta experiencia me remonta a muchos años atrás, cuándo con un grupo de amigos estuvimos pescando en la zona de Florencia, en el norte santafesino, lugar que ustedes conocen a la perfección y que relevaron con éxito en numerosas oportunidades.

Por lo general, hacíamos este tipo de excursiones de pesca unas 5 o 6 veces al año, siempre con la esperanza de prender algún bicho de esos que son para el comentario, aunque la mayoría de las veces hemos hecho muy buena pesca pero no de la calidad que deseábamos.

El mes de setiembre del año 2005 estaba llegando a su fin y en esta oportunidad, después de pasear los señuelos durante casi dos días, como broche de oro de un fin de semana de escasa pesca, ya sobre el final de la jornada, tuve un pique violento que arrancó la traba de mi reel, un BANAX OW 700.

Cato, nuestro guía sostenía mi línea con la mano en el intento de mantenerla tensa, mientras tanto yo resolvía el problema que tal sacudida me había propinado.-

Cuando logré poner en funcionamiento nuevamente mi equipo, comencé a trabajar al pez, que no había podido ver saltar, cosa que no hizo por su tamaño, sólo asomó su enorme cabeza en un borbollón mientras yo fijaba la vista en mi reel comprobando que todo funcione de manera correcta para no perder ese pique que tanto había soñado, y, Diego Falcón (Cato) -nuestro guía- insistía con su frase… “es grande Pablitooo!”

Al cabo de unos 20 minutos de dura lucha, arrime mi contrincante a la embarcación y pude ver bajo el agua clara del Laureltí, la figura de un dorado imponente que todavía intentaba liberarse del señuelo, cosa que gracias a Dios no logró, ya que pudimos izarlo al bote en medio de un griterío ensordecedor de alegría de todos quienes estábamos embarcados.-

No lo podía creer, estaba ahí, a mis pies…un dorado imponente, eran 19 kilos de pura furia que premiaban mi perseverancia a tantas veces de volver con las manos vacías.-

Pablo Horacio Sortino

 

Armstrong – Santa Fe

Deja un comentario