Viaje al blanco oeste neuquino

Caviahue y Copahue se esconden bajo un eterno manto blanco, que sólo se levanta ante el avance de los esquiadores. Galería de imágenes.

Por

Algunos geólogos afirman que el volcán Copahue era una enorme montaña de miles de metros de altura y decenas de kilómetros de circunferencia. En la prehistoria ese gigante entró en erupción, barriendo todo a su paso, en una implosión que lo transformó en una enorme olla, lugar en el que hoy se emplaza Caviahue.

 

Un valle de araucarias hace de portal de una de las localidades más jóvenes del Neuquén, que oficialmente existe desde 1986, por lo que tiene apenas 27 años. Durante gran parte del milenio pasado, la zona fue hábitat de varias tribus neuquinas, como los pueblos pehuenche (parte de los mapuches) y tehuelche.

 

Los últimos vieron arrebatadas sus tierras cuando los originarios chilenos invadieron desde el otro lado de la cordillera. Ahora sólo queda una pequeña comunidad del pueblo mapuche en las afueras de la ciudad.

 

 

Nota completa en la edición 491 de Weekend, agosto de 2013. Si querés suscribirte a la revista y recibirla en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: ,

Deja un comentario