Galería de imágenes.">

Pedaleando hacia el Camino de las Balsas

En Otamendi, esta senda tiene muchas variantes y puede recorrerse disfrutando de un lugar increíble. Galería de imágenes.

Por

Para los amantes de la bici y los que recién empiezan en el MTB de Capital o Gran Buenos Aires, el Camino de las Balsas, en Otamendi, es imperdible. Y no importa cuántas veces lo hayamos recorrido, siempre hay una senda nueva o alguna variante que nos impulsa otra vez hacia las islas.

Gran parte de este itinerario se puede realizar en automóvil, salvo los tramos en que está aclarado más adelante. Los caminos son de tierra, a excepción de los principales que tienen tramos de ripio; todos muy bien mantenidos. Aun en caso de lluvia se puede transitar igual, ya que la consistencia del piso es de tierra y arena, por lo que no se forma mucho barro, pero en pleno verano se dificulta y torna pesado por la capa de polvo que frena la bici y provoca muchos derrapes.

En cualquier época del año es indispensable llevar repelente para mosquitos y, en verano, además, filtro solar. Hay que prestar mucha atención a la invasión de zarzamora, ya que con sus espinas puede provocar algún pinchazo, pero sobre todo acariciarnos un brazo y dejarlo ardiendo. La señal de celular en la isla es nula o casi inexistente, y es conveniente llevar handies para comunicarse dentro del grupo. Una mención especial es tener en cuenta el horario de salida de la última balsa, porque de lo contrario habrá que dormir en la isla.

En este relevamiento están contempladas las opciones para realizar el recorrido en vehículo, en ferrocarril más bici, y en lancha colectiva más bici, partiendo del Puerto de Campana o del Puerto Fluvial de Tigre. La duración recomendada es de dos días, pernoctando en carpa, eco-lodge, bungalows o dormis.

 

El recorrido paso a paso

 

Punto de partida (1). La estación Esso posee todos los servicios, local de comidas rápidas y lugar donde dejar los vehículos. Es conveniente tomar la colectora del lado sur (lado derecho de la ruta 9), tanto a la ida como a la vuelta.

Otamendi (2). No hay estación de servicio,  pero sí negocios donde comprar carne, pan, verduras y  carnada. No todos abren temprano.

 

 

 

 

 

 

 

Nota completa en la edición 490 de Weekend, julio de 2013. Si querés suscribirte a la revista y recibirla en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo:

Deja un comentario