Concordia: claves para la zona de exclusión

Algunos consejos importantes para dar con los dorados excepcionales que ofrece esta franja del río Uruguay.

Por

Desde hace ya un tiempo, el mito de lo prohibido dio paso a la realidad y legalidad de un pesquero sin igual. Para el amante de los dorados, poder estar compartiendo una jornada de pesca dentro de la zona de exclusión en la Represa de Salto Grande es comparable con un gol de Messi a Brasil en la final de la copa del mundo. Pero no todo es tan fácil en este pesquero. Aquí brindamos algunos detalles para no fracasar en el intento. Antes vale recordar que únicamente se puede realizar pesca con artificiales y es obligatoria la devolución del dorado con vida.

. No siempre vamos a encontrar la pesca en la misma profundidad, por lo que debemos llevar todos los señuelos que podamos con la intención de cubrir la totalidad de las probables chances:

. Señuelos de superficie, poppers y paseantes para probar bien arriba, en superficie.

. Señuelos de subsuperficie para trabajarlos en forma zigzagueante entre las piedras, a una profundidad no mayor de 30 cm.

. Señuelos de media agua con paleta derecha o shallow para actuar hasta los 2 m de profundidad.

. Señuelos de profundidad que nos permitan rascar el fondo para provocar el pique de los gigantes.

. El equipo es variable, pero con un solo dato común a todos: debe ser fuerte.

. Para trabajar con los señuelos de superficie y subsuperficie es conveniente utilizar cañas más bien cortas, de hasta 2 m, para poder stickear el señuelo en todo su trayecto sin cansarnos demasiado.

. Para los señuelos de media agua y profundidad, una caña de hasta 2,25 m es lo ideal. Siempre hablando en potencias de 20 a 30 libras.

. Los reeles pueden ser rotativos o de bajo perfil, cargados con multifilamento no menor a las 50 libras.

. Otros accesorios importantes son el nylon fluocarbono, líderes de acero, anteojos, bogagrip y guantes.

Con estos detalles a buen resguardo, a no perder la oportunidad de visitar este paraíso del dorado.

Deja un comentario