Presentamos la Amarinta 535

Esta lancha remodelada tiene más espacio interior y permite la colocación de un motor de hasta 150 HP. Galería de imágenes.

Por

Cada vez que desde el astillero Plasmar nos llaman para mostrarnos una nueva embarcación, sabemos que nos encontraremos con algo especial, delicado, fino. Es que las lanchas de la serie Amarinta hacen honor a la traducción de este vocablo griego: “la que brilla”. Y así en las distintas notas que realizamos del fabricante hemos señalado esa característica distintiva, típica de los productos de alta gama pensados para dar la mayor satisfacción al usuario.

 

En esta oportunidad, Diego Branz y su padre Alberto, responsables del astillero, nos presentaron la remodelada open 535, con mayor superficie interna y pequeños retoques en el casco que ahora le permiten adosar un motor fuera de borda de hasta 150 HP (la potencia mínima recomendada es de 90). Desde que se pone un pie dentro de la lancha se nota la dedicación que Plasmar le imprime a la calidad de las terminaciones: el calce perfecto de la decoración tapizada contra los laterales de la embarcación; el formato, tapizado y acolchado de los back to back, los asientos de proa y popa; el encastre perfecto sin diferencias de nivel del sector central del sofá que se rebate para permitir el acceso al sector de guarda a ambos lados del balde portamotor y el tanque de combustible de acero inoxidable; el alfombrado que cubre el piso sin una arruga o borde levantado y enganchando perfectamente en cada botón a presión; el sistema de plegado de los back to back que evitan tener que luchar con el asiento para acomodarlo a la posición que se desee…

 

Pero hay otros aspectos exclusivos de las Amarinta. Uno de ellos es el cierre escondido que permite quitar los tapizados para lavarlos o secarlos en caso de que estuviesen húmedos, y el otro es la canaleta sobre la borda que se prolonga justo por detrás del respaldo del asiento de popa, en la que encastra perfectamente el bimini y su estructura cuando se encuentra rebatido.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota completa en la edición 489 de Weekend, junio de 2013. Si querés suscribirte a la revista y recibirla en tu domicilio, clickeá aquí.

Deja un comentario