Pejerreyes robustos y peleadores

Los enormes ejemplares del río Uruguay son una constante promesa de buenos combates en más de una oportunidad. Galería de imágenes.

Por

Unos días antes de la llegada del frío, el aumento de temperatura seguía en alza y las ganas de buscar un buen pesquero también. Si bien las condiciones no eran las que fomenta el manual de la pesca del pejerrey, el ingreso a la primera parte de la temporada alborotaba de entusiasmo a los pescadores.

Fue así que armamos una salida a Nueva Palmira, localidad charrúa ubicada a la vera del río Uruguay. La zona posee excelentes puntos estratégicos de pesca, basados en desembocaduras de ríos, costas pobladas de juncos y un canal muy profundo donde los veriles tienen una marcada diferencia de corrientes de agua.

Frente mismo al puerto de Nueva Palmira existen varias bocas de ríos caudalosos y profundos, entre ellos el Bravo y Gutiérrez, que vierten sus aguas en el Uruguay, y el Sauce, que se mezcla entre las aguas del Uruguay y el Río de la Plata.

En todas estas desembocaduras vamos a encontrar distintas posibilidades para practicar la pesca. Y en cada una vamos a tener que desarrollar técnicas diferentes para garetear de la mejor manera posible sobre bancos de arena, pequeños arroyos tributarios y costas tupidas de juncos. También existe la correntada propia de los canales interiores, que nos van a hacer navegar desprolijamente sobre el cauce mayor.

Para no desplazarnos en forma errónea, las técnicas de garete las podremos corregir con un ancla de capa o un peso extra (muerto) sólo cuando nos desplazamos sobre algún banco de arena en sectores de mucha correntada.

Nota completa en la edición 489 de Weekend, junio de 2013. Si querés suscribirte a la revista y recibirla en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario