Cherry Tiggo: un SUV compacto de oriente

Este vehículo que combina potencia con tecnología, ya se comercializa en Argentina. Prestaciones y todo lo que necesitás saber. Galería de imágenes.

Por

El segmento de los SUV (por vehículo utilitario deportivo, en inglés) es sin duda uno de los que más ha crecido en los últimos años en la industria automotriz. En general, el público se siente atraído por este tipo de propuestas que combinan características como habitabilidad y versatilidad, sin desatender el confort de marcha, un buen comportamiento en ruta y, en algunos casos, hasta con aptitudes para la conducción “off road”.

 

La marca Chery, de origen chino, desembarcó en la Argentina en 2007 y su primer producto a la venta en el país fue, justamente, un SUV. Se trata del Tiggo (o “la Tiggo”, de acuerdo con la tendencia de afeminar ciertos nombres), un producto que al principio algunos miraron con distancia, desconfiando del origen de la marca, pero que con el correr del tiempo fue demostrando su valor y aceptación.

 

Luego de una actualización leve del modelo un par de años atrás, la Tiggo se presenta ahora con una renovación mucho más profunda, que supone un claro salto en diseño y también en la calidad del producto.

 

Hay que entender que China comenzó a fabricar autos hace pocos años en comparación con la amplia experiencia, en algunos casos centenaria, de ciertas marcas europeas o estadounidenses. Pero como en otros rubros, en la industria automotriz los chinos están avanzando con mucha celeridad y sus productos, si bien no están hoy a la altura de los manufacturados en Alemania o Estados Unidos, por citar ejemplos, evolucionan rápidamente. Y la Nueva Chery Tiggo es un ejemplo palpable de ello.

 

 

Qué hay de nuevo…

 

 

Desde marzo, hace apenas un mes, la Nueva Tiggo 2013 ya se comercializa en la Argentina, con un precio sugerido de 23.500 dólares, en versión 4×2 con transmisión manual, a la espera de las opciones 4×2 automática y 4×4. La ampliación de la gama se esperaba justamente para mayo.

 

Ensamblada en Uruguay con piezas de origen chino, la Nueva Tiggo presenta un rediseño exterior que se aprecia en la parrilla, el capot, las ópticas delanteras y traseras, los paragolpes, las llantas de aleación, las baguetas laterales y el cobertor de la rueda de auxilio, entre otros. Además, las luces de marcha diurnas ahora son de tecnología LED, con encendido automático y regulación en altura.

 

Por dentro, la Nueva Tiggo propone flamantes tapizados en asientos, que son más ergonómicos, y en el resto de la cabina. Además, incorpora un nuevo volante multifunción, una palanca de cambios rediseñada, más espacios portaobjetos y una flamante consola central junto a un instrumental reformulado. Asimismo, se destacan mejoras en la insonorización y la visibilidad, junto al agregado de sensores de estacionamiento.

 

En seguridad, el sistema de frenos ABS se presenta mejorado (incluye discos en las 4 ruedas) y con ello se redujeron las distancias, según afirman desde Chery Argentina. El doble airbag frontal se incorpora de serie en toda la gama, al igual que los anclajes Isofix para una mejor sujeción de sillas infantiles en las plazas traseras.

 

Otros aspectos a destacar del equipamiento de confort son el aire acondicionado, la dirección asistida y el equipo de audio con CD-MP3, conector USB y entrada auxiliar, que además puede operarse desde el comando en el volante. Lo que no incluye es conectividad Bluetooth.

 

Además, la nueva versión de Tiggo mantiene el cierre centralizado con comando a distancia y automático en rodaje, alzacristales eléctricos en las cuatro ventanillas, espejos con regulación eléctrica y apertura interna del tanque de combustible.

 

 

Debajo del capot

 

 

Mecánicamente, la Nueva Tiggo conserva el motor naftero de 2.0 litros y 16 válvulas del modelo anterior, con 138 caballos, en este caso puntual asociado a una caja manual de 5 marchas. Con este conjunto, la velocidad máxima ronda los 170 km/h y la aceleración de “0 a 100” se obtiene en torno a 12 segundos.

 

Otro dato particular es que según se especifica en el manual, la Nueva Tiggo sólo demanda combustible con un mínimo de 93 octanos. Esto significa que puede funcionar perfectamente con nafta súper, que habitualmente ofrece entre 93 y 95 octanos, según la petrolera (no tendría mayor sentido, entonces, utilizar nafta Premium). A pesar de ello, el motor cumple con la norma anticontaminación Euro IV, vigente hoy en nuestro país.

 

Con garantía de 2 años o 60.000 kilómetros, la Nueva Tiggo 4×2 con caja manual se propone en colores Chery White (blanco), Margaret Blue (azul), Noble Red (rojo), Ink Black (negro), Nasdaq Silver (gris claro) y Wolsfourg Gray (gris oscuro). Solo será cuestión de decidirse.

 

 

 

 

Nota publicada en la edición 488 de Weekend, mayo de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario