Galería de imágenes.">

Alto Paraná: Paraíso del dorado

Una zona que al conocerla ya no se puede olvidar. Cientos de dorados la habitan, haciéndola uno de los pesqueros más rendidores.
Galería de imágenes.

Por

Esto no para Julio, sigue el cardumen de dorados rondando la hostería y es una pena que te pierdas la oportunidad de venir”, nos comentaba Gonzalo Castaño, propietario de la Posada del Paso.

 

El Alto Paraná siempre es una invitación a lo inesperado, a la posibilidad de los grandes del río, al pescado de la foto y, ante una propuesta de gente que conoce tanto la zona, es muy difícil desaprovechar la oportunidad de ir.

 

Nos juntamos con Mauro Bittolo y en pocos minutos de conversación nos pusimos de acuerdo en la fecha del viaje. Ahora nos quedaba saber los elementos que llevaríamos ante la posibilidad de pescar con diferentes modalidades. Cuando uno emprende estos tipos de viajes, no quiere dejar nada librado al azar. Y aunque trata de simplificar algunos equipos, muchas veces resulta muy difícil. En este caso debíamos llevar elementos para pescar con carnada, otros para trolling (entre estas dos modalidades existe la única posibilidad de unificar), baitcasting y spinning, y hasta se nos coló algún equipito para probar en fly.

 

Para pescar con carnada y trolling preparamos cañas de hasta 2,40 m de grafito, con acción de punta y 25 libras de potencia (1 libra: 453 gramos) para usar con reeles rotativos medianos cargados con nylon 0,40 mm o con multifilamento de 40 lbs. Y aquí podemos marcar una leve diferencia entre qué carga debemos utilizar ante cada circunstancia. Por ejemplo, si pescamos al garete o anclado sobre planchones de piedras o sectores de mucho roce, lo ideal es usar el reel cargado con nylon, ya que cualquier contacto con una piedra cortaría automáticamente el hilo.

 

Este sería un caso particular, porque seguro tendremos que dejar derivar nuestra línea y estaremos pescando lejos de la embarcación. Cabe esta aclaración porque si hacemos bait en lugares de piedra, podemos emplear hilo multifilamento y agregarle un par de metros de fluocarbon (nylon muy duro y sin estiramiento) y seguramente ese roce lo absorberá el fluocarbon. En cambio, si pescamos haciendo trolling, el hilo –al ser más fino– corta más rápido la correntada y hace que el señuelo baje o profundice con mayor velocidad que si lo haríamos con nylon.

 

La técnica del trolling consiste en arrastrar un señuelo a marcha lenta con una embarcación. Según la especie que busquemos será la manera en que debamos hacerlo. Si lo que intentamos es el surubí, tenemos que navegar contra corriente para que el señuelo profundice más y lo hagamos raspar el fondo con la posibilidad concreta de robar algún pescado, o sea, hincarle alguna de las patejas en diferentes partes del cuerpo. Esto se logra utilizando señuelos de paleta larga. Y cuanta más inclinación de la paleta hacia abajo tenga, mayor será la profundidad lograda en menor tiempo.

 

 

Más detalles

 

 

Cuando la especie que se busca es el dorado, el desplazamiento de la embarcación será río arriba o a favor de la corriente, usando señuelos de paleta corta y media. A la carga que viene del reel solo le ponemos un leader de acero de unas 40 lbs de resistencia, y el conjunto está listo.

 

Para completar el equipo, pensando en los intentos con carnada solo nos falta agregar anzuelos del 8/0 al 10/0 atados en líderes de unos 50 cm de largo y algunos plomos pasantes de entre 20 y 60 gramos.

 

Teniendo en cuenta el porte de los peces que podemos lograr, nuestros equipos de bait y spinning tendrían que ser un poquito más pesados que los que utilizamos para la pesca de taruchas y dorados menores en otros pesqueros.

 

Para bait contaremos con una caña de hasta 1,90 m y un reel de tapas redondas o un huevito con capacidad para cargarlo con 100 m de multi de 40 lbs, y líderes de acero o de titanio de hasta 25 cm y de 40/50 lbs, armados con mosquetones de muy buena calidad para que no se nos abran por la fuerza de algún pique.

 

Y si la idea es hacer spinning, llevaremos cañas de hasta 2,10 m, que nos ayudarán si debemos lanzar más lejos un día de viento en contra (también es importante el peso del señuelo), reeles frontales con buen registro de freno, que soporten no menos de 20 kg de fuerza y cargados con 100 m de multifilamento.

 

Si la jornada de pesca se presenta muy ventosa, el hilo –al ser más liviano que el nylon– vuela con mayor facilidad y es muy fácil causar algún tipo de enredo. Para hablar de señuelos, tendríamos un rato largo, pero la recomendación es: no dejar ninguno en casa.

 

Llego el día del viaje y la ansiedad nos invadía, habida cuenta de que los guías del lugar nos informaban sobre la bondad de la pesca en este momento. En un viaje muy placentero de ómnibus llegamos a la capital correntina. Allí nos aguardaba Gonzalo, con quien realizamos los últimos 30 km que nos separaban de Paso de la Patria.

 

Al llegar a la Posada y luego de deleitarnos los ojos con su hermosa playa de arena, dejamos el equipaje en las habitaciones, nos pusimos cómodos y rápidamente nos presentamos con el guía Fernando, quien sería el responsable de nuestro día de pesca.

 

Ante la ansiedad del pescador, Paso de la Patria tiene de bueno que los pesqueros están muy cerca de los lugares de embarque. Y esta vez no fue la excepción. Imaginamos que nuestra cara demostraba esa ansiedad, porque el guía lo primero que nos dijo fue: “Quédense tranquilos que vamos a pescar, y muy bien”.

 

 

Lances iniciales

 

 

Primero iríamos a probar con los dorados sobre un planchón de piedras que está casi frente a nuestro alojamiento, y lo haríamos con carnada natural: las morenas denominadas botellonas, un poquito más chicas que las mamachas (las de mayor tamaño).

 

Armamos equipos con reeles cargados con nylon. Y en esta oportunidad utilizamos anzuelos forjados 8/0, con los cuales pinchábamos una vez por la boca a la morena, hacíamos correr el leader y luego la enhebrábamos casi a mitad del cuerpo.

 

Largamos el garete o pindá sobre el veril y la correntada nos hacía derivar sobre las piedras. Lo que siguió fue una fiesta de piques. Dorados que superaban todos los 6 y 7 kilos, llegando algunos a los 15 kilos.

 

Hay que tener en cuenta que empleando esta modalidad muchas veces podemos enganchar alguna piedra en el fondo, por lo cual en primera instancia creeremos que es un pez tras nuestro engaño.

 

Veníamos con pique parejo, con dorados de todos los tamaños, hasta que una corrida muy singular nos dio cuenta de que algo grande se había prendido. Fueron minutos de ida y vuelta, y el pez muy pocas veces se dejó ver en superficie. Era el primer dorado de casi 15 kilos que lográbamos capturar en el día… y no fue el único. La cancha de pesca tenía más de 3.000 metros, pero solo picaban ahí, por lo que debíamos retomar el garete cada vez que salíamos de la correntada y de los choques de agua que producían las piedras.

 

También probamos con señuelos de media agua y profundidad. Los piques fueron menos, pero igualmente tuvimos respuestas de dorados muy grandes que nos hicieron divertir mucho. Los brazos iban acusando el cansancio y el guía nos propuso un desafío: con los mismos equipos ir a pescar bogas. Pensamos que los elementos eran muy pesados, pero bueno, allá fuimos.

 

Anclamos a unos 25 m del veril y solo colocamos una brazolada de 1,20 m con un anzuelo del tipo Maruseigo N° 14, encarnamos con tres granos de maíz y terminamos con un plomito pasante de 40 g.

 

La ilusión de descansar los brazos no funcionó: las bogas tampoco nos dieron tregua. Un pique tras otro de ejemplares que en todos los casos superaron los 2 kilos y que se hacían más fuertes aún debido a la correntada que presentaba el ámbito.

 

Sin dudas, este singular y tradicional pesquero del Alto Paraná nos regaló una jornada memorable. Paso de la Patria tiene en este momento bogas que parecen torpedos y dorados capaces de hacer pensar al mejor pescador.

 

 

 

 

 

 

Nota publicada en la edición 483 de Weekend, diciembre de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

2 comentarios en esta nota

  1. EDUARDO | 16/12/2012 | 10:10 AM

    lo mejor del alto parana es en la localidad de Empedrado-Ctes. Alli se pescan;
    dorados,surubies, pacues, y una variada muy interesante.

Deja un comentario