Galería de imágenes.">

Pruebas de penetración de perdigones

El comportamiento de la rosa de los mismos cartuchos ante un objetivo blando, simil la carne de un animal de caza menor. Galería de imágenes.

Por

Mi necesidad de investigar distintas dudas y experimentar a través de métodos simples y al alcance de todos esas cuestiones que, por lo general, tienen mucha literatura y poca práctica, me llevó esta vez a verificar cuántos perdigones penetran en una pieza/objetivo a diferentes distancias, cómo se comporta la rosa con igual cartucho y distintos chokes, y obtener empíricamente un resultado lo más real posible que nos permita mejores tiros para la temporada de caza, o para enfrentar algunos objetivos en la pedana. Así fue como con mi compañero Daniel Callisto y la información de Miguel Larotonda nos dirigimos al Tiro Federal de Lomas de Zamora para verificar nuestro cometido.

 

 

Desarrollo de la prueba

 

 

Los elementos que utilizamos fueron botellas de plástico transparente de 1,5 l, antiguas guías de teléfono, cartuchos Orbea de 32 g de munición 7, y una escopeta calibre 12/70 para la prueba, y otra para verificar los resultados. Realizamos dos tipos de ensayos: uno para saber la cantidad de municiones que tocan a la pieza a 25 y 50 m, respectivamente, y otro para saber la capacidad de penetración a 25 m.

 

El día se presentó soleado, sin viento y con 22 °C. Conocer estos valores aporta más claridad al tema, ya que con viento y/o temperaturas bajas la munición viaja menos.

 

Llenamos cada una de las ocho botellas de agua hasta el tope y le colocamos su tapa. Utilizamos la pedana de tiro a la hélice por una cuestión de comodidad, ya que tiene marcadas las distancias hasta las máquinas a partir de los 25 m, y sabiendo que de las máquinas a la reja de delimitación de cancha hay otros 25 m más. La experiencia podemos hacerla perfectamente en cualquier campo, siempre que cumpla con las normas de seguridad y midiendo las distancias con pasos. Como los resultados se visualizan mejor en los gráficos adjuntos, solo contaré mi sensación.

 

La primera botella se colocó a 25 m de distancia, y sobre ella efectuamos un disparo con choke 1/2. El acuse de recibo fueron 13 orificios logrados por municiones que penetraron en la botella, la que se mantuvo parada, en su posición inicial.

 

El segundo disparo, cambiando la botella y a la misma distancia fue con choke full (cerrado). Impactaron 28 municiones, la botella saltó hacia atrás y algunos perdigones la atravesaron. A continuación, repetimos la prueba a 50 m con choke 1/2: ingresaron apenas dos municiones; mientras que con choke full otra vez la botella cayó e ingresaron cinco municiones.

 

El ensayo fue revelador, porque salvo a 25 m con choke full, donde algunas municiones atravesaron la botella, en el resto de los disparos varias quedaron dentro de la botella y fue sencillo contarlas. Sin duda, mediante una pequeña prueba quedó bien demostrada la importancia del choke, el gramaje, el número de la munición, la distancia efectiva, y el poder de golpe y de penetración que posee. Sin duda, un sencillo experimento que cualquier cazador podrá realizar para ajustar los tiros con su escopeta y obtener el máximo rendimiento.

 

 

Prueba de penetración

 

 

La segunda comprobación fue colocando una vieja guía de teléfonos de 800 páginas sobre un planchón de hierro, efectuando dos disparos a 25 m con choke 1/2. En este caso, los perdigones atravesaron 271 páginas (1,2 cm), mientras que con choke full, 471 páginas (2,1 cm). En ambos casos, la fuerza de choke quedó grabada en 30 hojas posteriores, lo que da una idea del poder que poseen los nuevos cartuchos y armas. Una razón más para practicar las normas de seguridad con estricto cumplimiento.

 

Con chokes cilíndricos (abiertos) y munición chica (8,5 o 9 ,5), se generan rosas muy pegadoras a distancias inferiores a los 30 m. Los chokes full (cerrados) trabajan mejor con municiones de mayor tamaño para disparos a larga distancia (25/50 m). Dice la bibliografía que cuando decidimos el tamaño de la munición no debemos combinar un choke para largas distancias (es decir cerrado) con munición para distancias cortas (de pequeño diámetro).

 

Cuando se utiliza munición fina y un choke full se obtienen rosas que serán muy densas a corta distancia, pero que cuando llegan al blanco a una distancia mediana a larga, los perdigones podrían carecer de la energía necesaria. Munición grande y choke cilíndrico sería la combinación adecuada para un tiro a cortas distancias. Pero más lejos, cuando la energía superior del perdigón grande se convierte en una gran ventaja, la rosa sería muy dispersa y no podría asegurar los múltiples impactos que se requieren.

 

A modo de conclusión: la elección del tamaño de la munición, como todos los demás aspectos del tiro deportivo, contiene una gran dosis de apreciación empírica. Algunos cazadores sienten que los múltiples impactos con munición pequeña incrementan la posibilidad de tiros letales. Los defensores de la munición gruesa, por su parte, prefieren un golpe contundente, y aseguran que la mayor energía provista por perdigones grandes es más efectiva a cualquier distancia. Cada uno tiene sus razones, y eso es lo lindo de los ensayos propios.

 

 

 

 

 

Nota publicada en la edición 483 de Weekend, diciembre de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Un comentario en esta nota

  1. federico corfield | 02/04/2013 | 9:16 PM

    HOLA BUENAS TARDES ! LES QUERIA PREGUNTAR YO SOY DE BUENOS AIRES Y ME MUDE HACE 7 AÑOS A LA CIUDAD DE MENDOZA Y QUERIA SABER SI SE SIGUE HACIENDO LA FERIA DE ARMAS QUE SE HACIA EN LA RURAL Y SI LA HACEN PARA QUE FECHA SERA ESTE AÑO ME PODRIAN INFORMAR !! DESDE YA MUCHAS GRACIAS !!

Deja un comentario