Refugiarse del clima con una moto

Cómo transformar la motocicleta en una tienda de campaña donde pasar un día de clima adverso, con los elementos que podemos tener en una salida. Galería de imágenes.

Por

Generalmente es imposible anticiparse a todo, por lo tanto, siempre debemos llevar nuestro kit de supervivencia y tener conocimiento de ciertas técnicas.
Si se viaja en vehículo, cuando la niebla o las lluvias torrenciales cubren el camino, por lo general se pierde el sentido de orientación y la mayoría de las personas, en vez de valorar sus habilidades y buscar o improvisar algún tipo de refugio para esperar hasta que las condiciones mejoren, comienzan a cometer errores que muchas veces se convierten en tragedias.
Emprender un viaje siempre requiere  sentido común. Y en el caso hipotético de que ese viaje sea en moto, será fundamental conocer al compañero y prever toda situación posible. Ello significa desde desperfectos mecánicos, hasta elementos de señalamiento, aparatos de comunicación, botiquín de primeros auxilios, refugio, comida y agua.
En la planificación, la distancia y el terreno que se vaya a transitar tienen mucho que ver. Si bien las motocicletas poseen un sinfín de elementos que pueden ayudarnos a sobrevivir en caso de necesidad o supuestos extremos, no es un vehículo que pueda albergarnos de las tormentas o lluvias torrenciales, por lo tanto deberemos anticiparnos a dicha situación.

Si durante nuestra travesía –más aún si es por por rutas agrestes o caminos no convencionales– el clima nos condiciona, será importante que el refugio pueda improvisarse rápido y con elementos sencillos y efectivos, como una capa poncho. No hace falta aclarar que la lluvia disminuye la visibilidad y torna inseguro el manejo, no sólo en nosotros sino también en los terceros que nos rodean, quienes pueden ponernos en peligro más fácilmente.
Según lo expuesto, cuando la lluvia resulta considerable es necesario detenerse e improvisar un refugio de circunstancias con los materiales y las herramientas disponibles. Con la capa poncho que mencionamos, o con un trozo de lona o de plástico, se pueden construir rápidamente refugios diferentes, que serán suficientes para aventar las lluvias torrenciales en el curso de nuestra travesía en moto.

Cómo armarlo

Lo ideal es construir un modelo triangular con el vértice apuntando hacia el viento, y la moto atravesada de cara al viento, lo que la frenará notablemente. Asegurar los extremos con cuerdas o algún género al asiento, por un lado, y al manillar, por otro lado, y extender la cubierta asegurándola con estacas en la parte de abajo. Es muy importante que la motocicleta esté bien firme para evitar la caída y los consiguientes accidentes.

En caso de no poseer material para aislarse del suelo, descansar o sentarse sobre alguna piedra para separarse de la humedad. Si bien la capa poncho no es lo adecuado para transitar, si no se posee otro elemento para la lluvia hay que atársela alrededor de la cintura, para que no dificulte el viaje a raíz del viento.

 
Agradecimiento: a Juan Dargenton.

 

 

Nota publicada en la edición 482 de Weekend, noviembre de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

2 comentarios en esta nota

  1. Hector Poblete | 12/09/2013 | 12:16 AM

    Señores de Weekend, necesito comunicarme con Juan Jose Fernandez o Paula Torta, integrantes de vuestra revista. Con Juan somos viejos amigos pero desde hace unos años he perdido todo contacto con él por lo que les pido si le pueden pasar este mensaje o en su defecto envíenme el correo de él o un celular. Gracias! Atte Hector G Poblete DNI 14944266. San Antonio Oeste – Río Negro.

Deja un comentario