Probamos la Eclipse 19

Fue presentada en el Salón Náutico de este año. Esta nueva lancha de Arco Iris cuenta con mayores comodidades y una distrubución interior moderna. Galeria de imágenes.

Por

El último Salón Náutico realizado en abril fue el lugar propicio para prestar atención a varias novedades, aunque no tantas como las que la industria náutica nos tiene acostumbrados. Sin embargo, lo que hubo fue importante y vino de la mano de aquellos que siempre ven oportunidades de negocios, aun con río revuelto. Una forma de diferenciarse del resto.

En tal sentido, Arco Iris cada año tiene una propuesta, y en esta oportunidad sorprendió con una lancha de 19 pies que completa la serie open (ya se fabricaban modelos en 16, 17, 18 y 20 pies): la Eclipse 19. Es una embarcación admirable, con una eslora de 5,55 m y una manga de nada menos que 2,25 m, lo que la vuelve nosólo muy cómoda en el interior, sino también confortable al ser sumamente estable en aguas agitadas.

El modelo que probamos en el río estaba pintado en color rojo, atractivo y de gran contraste con el blanco de los planos. “Sin embargo, las unidades salen en cualquier tono que el cliente elija”, nos comentó Gonzalo Marín, uno de los responsables delastillero. De afuera, las líneas típicas e inconfundibles de diseño de Arco Iris: lanzadas pero sin llegar a ser agresivas, exacta mezcla entre lo deportivo y clásico. A bordo se distingue un cambio conceptual, basta decir que han desaparecido los ya anticuados back to back para darle lugar a dos señoras butacas giratorias, de grueso acolchado y tapizados con costuras tipo guante, y regulación en altura: una sección del asiento se monta sobre la otra para tener unos 20 cm de elevación extras.

Comodidad del cockpit

A popa el asiento corre de banda a banda en tres secciones. La del medio aloja la batería mientras que las otras dos se remueven para dar cabida a cajas y objetos voluminosos. El tanque de combustible dispone de una gran tapa de inspección, a la vez que la sentina tiene una de acceso que, sin exagerar, es única por tamaño y practicidad en lanchas open. Es de destacar el dibujo antideslizante del piso, y los apoyapies sobre las bordas (a popa) y bajo las consolas de conductor y acompañante.

Quien maneje la embarcación tendrá una postura muy buena, con gran panorámica en general, y una fácil y rápida lectura del intrumental: los relojes en fondo blanco son grandes y el diseño del tablero es muy atractivo, con dibujo de fondo a pedido del cliente, entre opciones como raíz de nogal, aluminio, etc., y cobertura superior tapizada en cuero, también en la guanterael acompañante, con tapa y espacio para pequeños objetos, comocelular, llaves, anteojos o billetera. Para destacar es un detalle que se ve cada más en las embarcaciones: el volante es regulable en altura, deportivo y clásico. A bordo se distingue un cambio conceptual, basta decir que han desaparecido los ya anticuados back to back para darle lugar a dos señoras butacas giratorias, de grueso acolchado y tapizados con costuras tipo guante, y regulación en altura: una sección del asiento se monta sobre la otra para tener unos 20 cm de elevación extras.

Comodidad del cockpit

A popa el asiento corre de banda a banda en tres secciones. La del medio aloja la batería mientras que las otras dos se remueven para dar cabida a cajas y objetos voluminosos. El tanque decombustible dispone de una gran tapa de inspección, a la vez que la sentina tiene una de acceso que, sin exagerar, es única por tamaño y practicidad en lanchas open. Es de destacar el dibujo antideslizantedel piso, y los apoyapies sobre las bordas (a popa) y bajo las consolas de conductor y acompañante.

Quien maneje la embarcación tendrá una postura muy buena, con gran panorámica en general, y una fácil y rápida lectura del intrumental: los relojes en fondo blanco son grandes y el diseño del tablero es muy atractivo, con dibujo de fondo a pedido del cliente, entre opciones como raíz de nogal, aluminio, etc., y cobertura superior tapizada en cuero, también en la guantera del acompañante, con tapa y espacio para pequeños objetos, como celular, llaves, anteojos o billetera. Para destacar es un detalle que se ve cada más en las embarcaciones:el volante es regulable en altura, lo que favorece la conducción.

Finalmente, en proa el espacio obtenido resulta ideal para dos personas. El asiento en U dispone bajolos acolchados –los dos laterales se levantan y traban con brazo neumático– de buches para chalecos, cabos y ancla, y las lonas del tonneauy capota. También, junto al asiento de popa y las butacas, haydos prácticos posavasos.La navegación de la Eclipse 19 no nos sorprendió porque responde a las cualidades ya conocidas en todas las Arco Iris.Impulsada por motores de entre 130 y 200 HP, alcanza el planeo en contados segundos, aun con seis personas a bordo.

Gracias a la V profunda con un leve decrecimiento hacia popa corta el oleaje concaídas amortiguadas, sin ingreso de agua por proa ni salpicaduras en el cockpit.Además, en los giros bruscos tiene buen agarre, por lo que no derrapa y responde al golpe de timón en forma más que acertada. Ubicable en un segmento medio –es decir, no es básica ni de lujo–, la Eclipse 19 dispone de todas las cualidades para quien busca una lancha,o bien para comenzar en la náutica o busca consolidarse en una gama superior.

Nota publicada en la edición 478 de Weekend, julio de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , , , ,

Deja un comentario