Galeria de imágenes.">

Análisis de Bait cast vs Spinning

Las dos modalidades de pesca puestas frente a frente, para considerar sus ventajas y desventajas en los diversos ámbitos. Tipos de lanzamientos, elección de un buen equipo y consejos. Galeria de imágenes.

Por

Una duda frecuente surge en rueda de pescadores, fogones y hasta charlas de café: ¿bait cast o spininng? ¿Cuál es mejor? Y ahí empieza la polémica. Amantes y detractores se embanderan en una u otra opción. Y empieza la discusión. Con la vocación que tenemos de polemizar por todo, tendemos a inmolarnos en defensa de uno y descalificamos al otro. Sin embargo, el bait cast y el spinning deben ser los dos estilos de pesca más cercanos y emparentados.

En ambos, la idea es realizar lances más o menos distantes y precisos con un señuelo artificial, y posteriormente recogerlo con vueltas de manivela del reel para que accione y se mueva en el agua simulando distintos tipos de presa. La finalidad: engañar a un depredador y desencadenar una respuesta de ataque. Básicamente, cambia el equipo, y con éste, algunas estrategias. Por lo demás, de la puntera de la caña hacia delante son casi lo mismo.

Consideraciones iniciales

En el spinning se utilizan reeles frontales y varas de menor número de pasahílos, con un detalle: los más cercanos al mango son de mayor tamaño y van decreciendo hacia la punta. En cambio, en el bait cast los reeles son rotativos, preferentemente de bajo perfil o huevitos, y la vara –generalmente más cónica y más corta– cuenta con numerosos pasahílos pequeños.

El spinning es más fácil para aprender. Los reeles son más sencillos a la hora de lanzar y regular, características que los hacen mucho menos galleteros. Estas particularidades, sumadas a que las prestaciones de los viejos rotativos no eran las de hoy, han hecho que el spinning sea tal vez más conocido y difundido. La posibilidad de usar los mismos reeles (o similares más pequeños) en otras pescas masivas, y los precios de los equipos, también han contribuido a inclinar esta balanza.

Lanzamientos

Lanzar es transformar energía potencial en cinética. Para ello, hay que cargar bien la caña y conseguir que despida el señuelo lo mejor posible. Con ambos estilos se busca lo mismo, solo que por la posición de la bobina, en el caso del spinning (entrega sedal sin que tenga que girar el carrete) es más sencillo arrojar artificiales de bajo peso, como señuelitos de menos de seis gramos y pequeños spinners y soft plastics muy livianos.

En cuanto al bait cast –donde debe girar la bobina–, el control sobre el artificial durante el lanzamiento es mucho mayor y, por ende, también superior la precisión en el lance. Ideal para poner con exactitud en ese huequito tras la rama, justo en la línea de los juncos, atrás de la piedra o al lado del palo. El dedo pulgar sobre la bobina actúa de control de entrega y freno de ser necesario.

En el spinning, si nos pasamos con el lance, la frenada deberá ser brusca y termina con el consabido y poco elegante “efecto rebote”, que suele enredar patejas, desequilibrar el señuelo y arruinar toda la estrategia.

En ámbitos despejados y grandes, donde la distancia puede hacer a diferencia, como en lagos sureños con veriles remotos actuando desde la costa, o en escolleras marinas, el equipo de spinning con una vara más larga (7 a 9 pies) y un frontal pueden resultar mejores. En ámbitos donde la distancia no es tan importante como la precisión y la versatilidad de los lances, como en arroyos, lugares con vegetación o costas accidentadas actuando desde el bote, tanto como para especies que acechan en puntos más o menos fijos o predecibles (dorados, tucunarés y truchas), el bait es muy adecuado.

Las varas de 5,5 a 6 pies de bait cast permiten una amplia gama de formas de lanzar: a dos manos para tiros más potentes, a una mano buscando precisión, de costado cuando la vegetación u obstáculos impidan otro lance, de frente con la puntera hacia abajo cuando haya ramas por sobre la cabeza, en espiral lateral para aumentar la inercia por fuerza centrífuga en señuelitos muy livianos, en arco y flecha tomado el señuelo con una mano y cargando la vara cuando existan lugares muy sucios, y por sobre la cabeza u overhead, que será siempre la más utilizada. Las varas más largas de spinning no permiten tanta versatilidad.

Ventajas de cada uno

Bait cast: mejor para grandes esfuerzos ya que el tambor está cruzado y trabaja como un minimalacate (en el frontal, la transmisión de la fuerza es menos eficiente). Muy bueno para transferir vivacidad y atractivo a los artificiales de superficie, que actúen sin acción propia y ésta se les imprima con la puntera de la vara. Con el mismo equipo se puede afrontar la pesca con cebos naturales también donde hay que dar corrida o entregar nailon. El mismo equipo es muy apto para el kayak-fishing en agua dulce o salada, tanto con cebos naturales como con jigs. Ocupa mucho menos espacio: el reel en el bolso y la vara en el tubo (por los pasahílos pequeños).

Spinning: resultan más sencillos de manejar por principiantes y niños. Son ideales para lances largos y para tirar señuelos muy livianitos (ultralight). También, mucho menos propensos a producir galletas y enredos, y mucho más fáciles de regular. Teniendo carretes adicionales (spools), se puede cambiar o reemplazar rápido la carga de sedal, modificando la sección o pasando, por ejemplo, de un monofilamento a un multifibra. En cuanto a precios, los equipos de gama media a baja son más baratos que los de bait cast. En caso de querer cambiar de mano, muchos son los reeles de spinning que, desenroscando y dando vuelta la manivela, ya quedan para mano izquierda o derecha (el de bait cast es inmodificable en este sentido).

Consideraciones finales

El spinning es la puerta de entrada de muchos pescadores y es más sencillo desde lo técnico. El bait cast es más versátil en cuanto a posibilidades de pesca y más preciso en determinados ambientes.4 Desde lo más económico y hasta la mitad de camino, el spinning es más accesible. Luego, en equipos de gama media a alta, los costos se emparejan.

Para regular bien un rotativo hay que tenercierta experiencia, cosa que en un frontal no es necesario.

El bait cast es muy efectivo en determinadas pescas de superficie con señuelos sin acción propia, como es el caso de los sticks (artificiales que no tienen paleta).

En definitiva, no son exactamente iguales pero si bastante parecidos. Finalmente, cuestiones de gusto personal de cada pescador, y de destreza en el manejo de la técnica y dominio de los equipos harán que se opte por uno u otro. Hoy por hoy, con la variedad de productos que ofrece el mercado,solo son gustos y preferencias los que inclinan la balanza hacia uno u otro estilo, más que otra cualquier razón táctica o técnica.

Planteadas las ventajas y particularidades de cada modalidad, para ampliar nuestros horizontes lo mejor es no encasillarnos. Por el contrario, lo ideal es sumar. Es decir, la alternativa no debe ser bait cast o spinning, sino más bien bait cast y spinning. Y a lanzar y a lanzarse con entusiasmo a pescar con el estilo que sea, que la universidad del agua se encargará de hacer el resto.

 

Nota publicada en la edición 473 de Weekend, febrero de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , , ,

Un comentario en esta nota

  1. raul garcia florez | 12/10/2013 | 7:46 PM

    Buenas tardes amigo ! Yo uso ambas tecnicas . Spinning en mar y bait casting en rios , y lagos .

Deja un comentario