Galeria de imágenes.">

Yamaha 242 Limited

Esta potente embarcación para río, puede llevar hasta 11 personas, brindándoles mucho confort y seguridad. Su robusto aspecto exterior se complementa con 7,30 m de eslora. Galeria de imágenes.

Por

Es distinta a todas. Realmente, se entiende como un concepto –para el mercado nacional– de patear el tablero y salirse de los clasicismos. El diseño de la lancha Yamaha 242 Limited S resulta sorprendente. La solución lograda en la distribución de espacios, la adaptabilidad de sus comodidades para el confort de los tripulantes, la terminación de cada detalle, el equipamiento incluido y la exacta combinación de elegancia y modernidad, hablan claramente de un producto diferencial, de alta gama y alto perfil.

Con 23,60 pies de eslora (7,30 m), su formato exterior se observa robusto, fuerte y sumamente estético, con una planchada de popa integrada en dos niveles: el más cercano al agua es amplio para el abordaje y para mar sol; el siguiente, provisto de asientos acolchados y tapizados. A la vez dispone de posavasos, encastre para colocar una mesa del lado de babor, y un practiquísimo duchador a estribor.

De capacidad para 11 personas, el interior de la 242 es un espacio confortable equipado con todo lo necesario para el tripulante. En el cockpit, por ejemplo, mientras el conductor gozade una butaca giratoria corrediza para acercarse o alejarse de la consola, por detrás comienza un sillón que se extiende hasta la consola del acompañante, aunque este último tramo es convertible en back to back.

Por debajo del sillón hay espacios de guarda, incluyendo un buche alfombrado con conservadora de bebidas y alimentos, y el acceso al compartimiento de los motores, un espacio reducido debido a lo compacto de los dentro fuera Yamaha Output de cuatro cilindros, 16 válvulas y 1.812 cc cada uno.

En el párrafo anterior mencionamos la consola del acompañante. En realidad, no es una consola tradicional, si bien dispone de dos posavasos y un buche: se trata del mamparo externo del baño compartimen tado de la 242, un lugar sorprendentemente amplio, al estilo del de las lanchas cuddy grandes. La guantera, en este caso, está sobre el lateral de babor, es de gran volumen y protegida por una tapa y trampa para agua.

Por su parte, el conductor sí dispone de una verdadera consola, aunque su interior hacia proa también conforma un gabinete para la estiba de bolsos, chalecos y elementos grandes. Sentado en su butaca giratoria, el timonel tiene una buena panorámica hacia adelante y los laterales, con una muy fácil lectura del instrumental, que posee indicadores analógicos y pantallas digitales que brindan toda la información de la lancha, adquirida a través de computadoras en cada motor, y de la antena del GPS que equipa a la unidad (latitud, longitud, brújula, elevación, profundidad, temperatura del agua, odómetro, RPM, batería, velocidad, consumo, etc.).

La proa ofrece una configuración inmejorable. Es realmente un lugar de disfrute debido a cuatro posibles combinaciones de asientos, lo que incluye una plataforma enteriza acolchada. También es posible abordar desde el agua por este sector ya que se cuenta conuna escalera telescópica que, rebatida, queda oculta dentro de la delfinera, donde además se alojan los cabos de amarre.

Como buena embarcación recreativa, la 242 viene equipada con una torre de arrastre con altavoces integrados y luces, equipo estéreo con iPod directo en conectividad y seis parlantes a prueba de agua. Y para la práctica de deportes como el esquí o el wakeboard, Yamaha incorporó su sistema de control de velocidad crucero y de “no olas”, con tres ajustes de RPM que permitenaumentar o disminuir la velocidad gradualmente en situaciones de mucha marejada.

En cuanto a su comportamiento marinero, la embarcación es notable. Silenciosa, ágil y segura, responde a los mandos en forma instantánea, desplazándose con cortes de oleaje perfectos, y obteniendo, por ejemplo, una velocidad de 43 km/h a 4.500 RPM, con un consumo de 36,8 litros.

 

Nota publicada en la edición 473 de Weekend, febrero de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario