Galeria de imágenes.">

Online en el auto

Nuevos dipositivos móviles, permiten viajar disfrutando de las ventajas tecnológicas con las que se cuentan en casa. Desde radios controladas por bluetooth, hasta nuevos reproductores con memoria inteligente.
Galeria de imágenes.

Por

Hagamos un poco de memoria. Primero fue el reemplazo –casi en el inicio de los tiempos– de la radio AM por una FM, y luego por un estéreo con magazine, que después sería reemplazado impiadosamente por un reproductor de cassette, que años más tarde sería puesto en ridículo por un CD Player. Hasta aquí, el objeto a reemplazar era siempre, en primera instancia, el mismo: la radio, en los mejores casos AM/FM y con pasacassette.

La llegada de los reproductores compatibles con sonido en formato comprimido –MP3, WMA o el que fuera– abrieron una nueva dimensión en el mundo del entretenimiento a bordo. No sólo incluyeron nuevos servicios de texto en algunos casos muy importantes –la información sobre el contenido en reproducción, por ejemplo, o la capacidad de decodificar información RDS (Radio Data System) de las emisoras en funcionamiento o el estado del camino–, sino que además pusieron en circulación rápidamente dispositivos que antes no tenían lugar en el coche: pendrives, tarjetas de memoria y hasta reproductores de música se acomodaron en el habitáculo. Así llegamos hasta hoy. O, para ser precisos, hasta hace unos años. Lo mejor de la conectividad a bordo no tiene que ver con el uso de PC’s y portátiles, sino con el consumo de contenidos en línea.

La introducción de procesadores en los autoestéreos rápidamente dio lugar a que estos se convirtieran en sistemas de navegación. Los reproductores de DVD fueron una tímida apropiación de la tecnología, que empezó a mostrar su potencial allí y la llevó a niveles interesantes con la integración de conectividad Bluetooth y navegadores satelitales GPS. Un estéreo con estas tecnologías y un display decente pueden aumentar mucho la seguridad y el confort de un viaje, sobre todo si la travesía es larga y las complicaciones del camino no hacen más que divertirnos.

Flagship de 7”

Si este nivel de confort, tecnología y seguridad es suficiente para nosotros, el equipo de referencia es entonces el AVIC Z110BT, de Pioneer (foto), un flagship que puede incluso reproducir DVD y ofrece, en una configuración 2DIN, una pantalla de 7” de resolución WVGA.

Además de todas las tecnologías disponibles para un auto es téreo en la actualidad, el tope de gama de la serie AVIC va un paso más allá y suma lector compatible con DVD. Detalle que quienes hacen viajes realmente largos en soledad lo tienen claro, porque asegura de veras muchas horas sin tener que cambiar el disco, y suma además una conexión con iPod realmente interesante. Mientras sus competidores agotan la conexión en el cable o en el Bluetooth, más allá de sus capacidades de control sobre el dispositivo, el AVIC permite instalar una aplicación en el teléfono –o iPod Touch, o iPad– llamada AVIC Feeds, que facilitará controlar toda la reproducción de contenidos desde él.

Ello, claro, no sólo hace que la utilización sea más cómoda, sino que además nos permitirá consumir contenidos que van más allá de las fuentes clásicas. Música en línea de GrooveShark (www.grooveshark.com), videos de YouTube (http://www.youtube.com) o de cualquier otra fuente son algunos ejemplos. La opción, veremos, es cuanto menos interesante. Sin embargo, por los U$S 1.800 que cuesta el AVIC tope de gama podemos conseguir un conjunto de opciones que no tienen las ventajas de un único dispositivo integrado, pero que llevarán al extremo las capacidades de conectividad de nuestro auto.

Un hotspot debajo del asiento

Decíamos que con menos dinero era posible agregar conectividad al auto, y ofrecer así conexión Wi-Fi a todos los dispositivos a bordo. Cabe una aclaración: para esto necesitaremos, cuanto menos, un módem 3G USB de los clásicos que ofrecen las empresas de telecomunicaciones (o telcos, como también se denominan). Poco a poco, incluso, las mismas automotrices los ofrecen como opcionales, y en algunos casos hasta los regalan con ciertos modelos. Si, entonces, contamos con un módem 3G USB, lo único que necesitaremos será un router capaz de funcionar en movimiento. El Netgear 3G Mobile (MBRN3000) (http://www.netgear.com/home/products/mobile-broadband/3gmobile/MBRN3000.aspx) es de lo mejor que podremos conseguir en el mercado local: no sólo es muy fácil de configurar, sino que puede ser montado con facilidad en la guantera o debajo de cualquier asiento. Además, tiene un diseño muy sobrio que no desentonará con ningún habitáculo, e incluye kit de conexión eléctrica a 12 volts.

Amplificador Bluetooth

Una vez que tengamos el módem y un router instalado –es decir: conectado a la toma de 12 volts y ubicado en un lugar donde no vuele al primer frenazo–, será cuestión de aprovechar las características de nuestros equipos de entretenimiento a bordo. Cualquier estéreo con Bluetooth será amplificador suficiente, y cualquier teléfono inteligente, Tablet PC o computadora portátil se convertirá en el media center del coche. Así podremos no sólo escuchar la música disponibleen los equipos, sino además consumir cualquier contenido en línea como lo haríamos en casa.

Música, video e imágenes son sólo algunas de las opciones.

Puede ser que depender siempre del teléfono móvil o de una computadora nos resulte una exageración, o incluso que ni siquiera nos interese. En ese caso, podemos empezar a pensar –si instalamos el router y el módem– en reemplazar nuestro estéreo 2DIN por dispositivos como el AppRadio, de Pioneer (http://www.pioneerelectronics.com/PUSA/Car/AppRadio/AppRadio+(SPH-DA01)), un híbrido entre estéreo y Tablet PC, que ya no incluye lector óptico y que soporta no sólo conexión 3G, sino que además permite la descarga de mini aplicaciones. Esta maravilla es compatible con iOS5, lo cual quiere decir que tolera todas las aplicaciones diseñadas para iPod Touch, iPhone y iPad.

Siempre on line

De este modo, podremos acceder a cuantos contenidos en línea estén disponibles, además de contar con navegador satelital asistido por GPS –quienes manejen mucho en ciudad tendrán claro su utilidad– y una interface fenomenal completamente táctil. El AppRadio, para colmo, es considerablemente más barato que otras opciones con hardware más costoso: se consigue en la región por aproximadamente unos U$S 600.

Más allá del entretenimiento

Contar con una conexión a Internet en el auto ofrece posibilidades que van mucho más allá del simple consumo de contenidos a bordo o el aprovechamiento de las opciones de navegación en línea. Una conexión convierte el coche en un hotspot, lo cual nos permitirá contar con Internet siempre que estemos a una distancia coherente: esto hace que compartir contenidos desde donde sea que nos encontremos, o trabajar a distancia, sea mucho más simple y placentero que hacerlo, por ejemplo, desde el teléfono. Estas opciones, además, se ven especialmente realzadas si lo que potenciamos con el combo router/módem no es un auto, sino un motorhome.

 

 

Nota publicada en la edición 472 de Weekend, enero de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , , , ,

Deja un comentario