Motos: conducción todo terreno

La tierra, el ripio, el barro y la arena son superficies que requieren técnicas de conducción específicas, diferentes a las del pavimento. Cómo manejar en cada uno de estos terrenos.

Por

El turismo aventura en moto ya no es una moda reservada para unos pocos “locos” que decidían partir con algún destino medio incierto y andaban kilómetros y kilómetros hasta llegar a un lugar inhóspito en medio de la nada.

Desde hace tiempo, esta actividad se ha vuelto una práctica habitual entre los motociclistas que buscan salir del asfalto ciudadano para descubrir lugares que no figuran en las guías de turismo, vivir momentos poco habituales, y experimentar formas y sensaciones de manejo diferentes.

Sin embargo, muchos motociclistas suelen creer que porque se compraron una moto para trail o enduro y algunos accesorios de protección, ya están en condiciones de transitar por irregulares caminos de tierra, la inestable arena o por el impredecible ripio.

De la misma manera en que se debe preparar la moto con tiempo, tanto en el aspecto mecánico como en el equipamiento, para evitar la mayor cantidad posible de contratiempos mecánicos, el conductor también debe estar entrenado para el desafío que implica realizar una travesía durante varios días y con muchos kilómetros arriba de una moto, enfrentando suelos diversos y las inclemencias del tiempo.

Entrenamiento

Está claro que no se trata de convertirse en un atleta para conducir una moto off-road, pero sí es importante mantener una condición física aceptable, con cierta rutina de ejercicios y resistencia, como para que el cuerpo absorba sin demasiados problemas los rigores de conducir durante 8 o 10 horas por día, a lo largo de varias jornadas, en una condición de manejo técnico que requiere concentración y esfuerzo.

Pero, además de la condición física, hay que tener en cuenta que cada superficie requiere de técnicas específicas para la conducción. No es lo mismo circular por ripio que por arena o barro. Por esta razón, para encarar una travesía es altamente recomendable tomar algún curso para conocer técnicas de manejo. Y también para tener contacto directo con los distintos pisos que se pueden encontrar en una travesía real.

“Los mejores lugares no están cerca del asfalto”, asegura Andrés Memi, experimentado motociclista que participó tres veces en el rally Dakar y es instructor de manejo certificado en Alemania y Canadá. “Y para llegar a esos lugares exóticos hay que atravesar zonas en donde casi no hay caminos”, agrega. “Por eso –continúa– una clínica de manejo off-road es fundamental para minimizar riesgos en una salida verdadera. Para los que no tienen experiencia en este tipo de conducción la idea es transmitirles la técnica correcta, y para los que la tienen, corregirles los vicios.”

El instructor resalta que el punto de arranque de cualquier experiencia grupal en la que se va a aprender –pero también se van a vivir situaciones con cierto grado de exigencia y hasta de riesgo– es lograr un espíritu de camaradería, colaboración y confianza entre los participantes.

“Saber andar es fundamental para minimizar riesgos”, define Memi. Y acota: “Las clínicas son como una travesía, pero en chiquito. El concepto es transmitirles a los usuarios los conocimientos teóricos, pero en escenarios y situaciones reales como para que estén preparados cuando les toque una travesía por lugares desconocidos”.

 

Nota publicada en la edición 477 de Weekend, junio de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , , , , ,

Un comentario en esta nota

  1. marcelo viterbori | 07/07/2013 | 1:15 PM

    Podrían por favor informar sobre las técnicas específicas de manejo de moto en ripio y otros terrenos propios del off road, muchas gracias

Deja un comentario